martes, 26 de agosto de 2014

Los 100 años de Cortazar nos tienen de fiesta!



Hace 100 años nacía éste torbellino de intensidades e ideales, de romanticismo y de valentías...

Gracias a Julio por desordenarnos las ideas instaladas sobre cómo hay que acomodar las palabras, gracias a él por las palabras que sacó de su galera y nos regaló para describir lo que aún nadie nos había dicho ni permitido imaginar. Gracias a Julio por la confianza en compartirnos sus amoríos y sus debilidades, ya sean las que se presentan en forma de ruta o en callecitas parisinas que saben a su nostalgia porteña, también las que se ven bien cuidadas bajo el ronroneo de sus gatos con los que derrapaba amor en como los miraba.

Gracias al maestro por cada motivo que cada uno de nosotros sienta que deba darle gracias, no porque sea obligación o deuda sino porque a pesar de festejar un centenario con varios años ya de su ausencia, aún hoy siguen revelándose escrituras que hacen infinitos sus perfiles mientras van renaciendo las ya clásicas.

100 años no parecen nada para alguien que se vuelve eterno en la consistencia de su arte y se hace compañero para siempre escuchando su voz inolvidable.



Por Barb Pistoia para Los Libros del Vendaval

No hay comentarios:

Publicar un comentario