lunes, 28 de noviembre de 2011

Dos lobos blancos, de Antonio Ventura y Teresa Novoa

Azules y blancos, con algunos derivados pasteles que se desprenden de la profundidad de los colores elegidos, son el espejo perfecto del relato. Dos lobos blancos delata a la perfección la relación necesaria que debe existir entre la imagen y las palabras para poder descifrar el libro-álbum.

Teresa Novoa desde su ilustración le da el sensacionalismo que desde el texto de Antonio Ventura no se desprende, por la sencillez de la lírica que logra la intensidad sostenida por el nudo de la buena historia a contar.

Los misterios del bosque, la luna llena, el golpe a golpe de la soledad conviviendo con la atrocidad del frío, y una decisión que cambia el destino de dos lobos que se estremecen con un fuerte alarido en el hondo paisaje.

Solidaridad, fortaleza, fraternidad y un canto idílico a la fuerza del acompañamiento como puente sanador de soledades y heridas, incluso, mas allá de las puntualmente físicas.
Reseña por Barb Pistoia   

Ventura, Antonio; Novoa, Teresa. Dos lobos blancos. Madrid: Edelvives, 2004.
Disponible en la librería Los Libros del Vendaval





No hay comentarios:

Publicar un comentario